cosas que tu perro odia

10 cosas que haces y que tu perro odia

Aunque muchas veces no somos conscientes, muchos de nuestros comportamientos pueden molestar a nuestros mejores amigos los perros. Para intentar comprenderlos mejor y rectificar algunos de nuestros hábitos, te contamos 10 cosas que tu perro odia:

1. Soplarles.

A los perros no les gusta que les soplen, sobre todo, las orejas y el hocico.

2. La limpieza de la casa.

Los olores fuertes de los productos de limpieza pueden molestar mucho a nuestros perros teniendo en cuanta que los perros son extremadamente sensibles a los fuertes olores. Puedes remediarlo un poco, evitando que tu perro esté directamente en los lugares donde estamos limpiando y ventilando después.

3. Tus abrazos y palmaditas en la cabeza.

La mayoría de los perros odian los abrazos. Para nosotros abrazar algo y apretarlo  significa cosas positivas, pero el perro no lo entiende así, ve el acto de abrazar como un intento de hacer valer tu poder sobre él. Para saber si a tu perro le gustan los abrazos o no, fíjate en su lenguaje corporal cuando vayas a hacerlo: ¿se pone tenso? ¿aleja su cabeza de ti? ¿evita el contacto visual? ¿lame sus labios? ¿mantiene su boca cerrada? Se retraen sus oídos? Todas estas son señales de que un perro no está cómodo.

Seguro que le has acariciado la cabeza o dado palmaditas a tu perro un montón de veces, pensando que le encantaba, pero para ellos, esto también es un gesto de sumisión, por lo que tienes que tener muchísimo cuidado. Por eso, si quieres recompensar a tu perro por ser genial, no le pegues palmaditas en la cabeza sino más bien acaríciale la espalda y termina cerca de la cola o la barriga. Seguro que te lo agradecerá.

4. Que no existan reglas.

Nuestras mascotas necesitan reglas y hábitos: sus horarios de dormir y de paseo, su zona de comida… Esto les da mayor tranquilidad y por tanto, hace que la vida sea más predecible, menos confusa y mucho menos estresante para ellos.

5. El baño.

Para la mayoría de perros el baño se convierte en un momento odioso y es que los metemos en un espacio reducido si movilidad, les echamos agua y para colmo los embadurnamos de jabón y productos desparasitantes.

dog-1178365_1280

6. Molestarlos mientras comen.

Los perros odian que juguemos con su comida o que los molestemos mientras comen, la comida es algo vital y también nos molestaría a nosotros si llegas a casa hambriento, te pones a comer, y a los dos minutos te están molestando para que hagas una cosa o la otra. Por eso, muchos perros se ponen agresivos cuando les molestas o les acaricias mientras están comiendo. Ponerles la comida delante del hocico pero no dársela tampoco les hace ninguna gracia a los perros.

pet-314022_1280

7. Hablar mucho con él.

Está bien hablar con tu perro, pero no demasiado ya que tanta palabras seguidas pueden agobiarlos al no saber que quieres decirles. Intenta hablar siempre lo más claro posible y con alguna intención clara.

8. Salir a caminar sin tener la oportunidad de explorar y olfatear.

Es muy importante que tu perro sepa cómo caminar de forma obediente con su correa. Sin embargo, también es importante permitirle tener algo de tiempo para explorar sus alrededores mientras camina de forma obediente con su correa. Los perros ven con sus narices y le dan tanta importancia a su sentido del olfato como los humanos se lo damos al de la vista para interpretar el mundo que nos rodea. Probablemente es correcto decir que los perros aprecian el olor del tronco de un árbol de la forma en que nosotros apreciamos un hermoso atardecer. Los perros detestan no poder apreciar el mundo aunque sea unos minutos al día y muy a menudo, a muchos dueños les interesa salir a caminar por motivos de ejercicio personal o solo para que nuestras mascotas hagan sus necesidades. Tomamos la misma ruta de siempre, a menudo sin hacer ninguna variación o sin buscar entretenimiento, apurados para volver a casa. Intentemos dar otros paseos donde tu perro tenga algo de estimulación mental y sensorial que necesita para que la vida siga siendo interesante para él.

bulldog-144012_1280

9. Que seas aburrido. 

Los perros aborrecen estar aburridos ¡Y es difícil no serlo! Llegamos a casa después del trabajo y queremos despejarnos, hacer algunas tareas caseras, la cena y tirarnos en el sillón a relajarnos…y eso es lo más molesto que les podemos hacer a nuestros perros quienes han estado esperándonos todo el día para que finalmente juguemos con ellos. Si tu perro está siendo problemático seguramente es porque quiere demostrarte lo aburrido que está. Afortunadamente, hay una forma fácil y rápida para solucionar esto: juegos de entrenamiento. Con 15 o 30 minutos tu perro lo notará.

Si tu perro pasa demasiadas horas solo, te aconsejamos leer este artículo.

pet-423398_1280

10. Que estés tenso.

Cuando estamos estresados y tensos, nuestros perros lo notan y se lo transmitimos a ellos. Al igual que a nosotros, tampoco les gusta sentirse así. Cuando tu perro parezca tenso, evalúate a ti y pregúntate ¿me he sentido así en los últimos minutos, horas, o días? Tu perro puede estar actuando como espejo.

 

Hay muchas otras cosas que a nuestros perros no les gusta: ponerles ropa, mantener la correa tirante, tu ausencia, caminar hacia un perro desconocido mirándolo a los ojos,  obligarlo a interactuar con perros o personas que claramente no le agradan, cortarles las uñas, que juguemos con su comida, tocarles las plantas de los patas,…

 

Para más info: haz click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *