perro con prótesis 3d

El perro que empezó a correr gracias a una protésis

Esta es la bonita historia de superación de Derby, un perro husky siberiano al que abandonaron al nacer en Alabama (Estados Unidos) por una enfermedad congénita que deformaba sus patas delanteras. Derby fue abandonado en una perrera pero esquivó la eutanasia gracias a una asociación llamada Peace and Paws. Finalmente, Derby encontró un hogar que desde el principio planeó diferentes estrategias para que pudiera recuperar la movilidad.

Gracias a sus dueños y a Tara Anderson, amante de los animales y trabajadora de la empresa «3D Systems», la vida de este can mejoró por completo.

El caso de Derby puede ser de gran inspiración para muchos dueños de perros con problemas de movilidad. En el vídeo podéis ver como comenzó a moverse con un carrito hasta llegar a las ruedas fabricadas con impresoras 3D.

«Cada vez que leía su historia y veía su foto, lloraba», esto es lo que explica Anderson en un vídeo que se ha hecho muy viral. Al principio intentaron ayudarle mediante una especie de silla de ruedas, pero el invento no se ajustaba bien a la movilidad del perro y fue cuando un ortopedista y dos diseñadores en 3D se pusieron manos a la obra hasta dar con el diseño que le permitiera a Derby correr por primera vez en su vida gracias a unas prótesis impresas en 3D.

«La belleza de la impresión en 3D es que si el diseño debe ser ajustado, no tenemos que esperar los tiempos tradicionales y costosos de fabricación, simplemente podemos volver a imprimir», dice Buddy Byrum, vicepresidente de gestión de productos de 3D Systems.

Lo más fabuloso es que ahora Derby por fin puede notar la velocidad del viento en su cara y ¡correr varios kilómetros cada día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *