alimentación del gato

La alimentación del gato

 

La alimentación del gato es esencial, repercutirá positivamente tanto en su salud como en su aspecto y carácter. Estos son los tipos de alimentos para un gato:

•    Alimento seco: es el pienso (tienen distintos tamaños y composiciones). Se trata de comida balanceada, por eso, es una excelente opción para una alimentación completa. Además, la textura crujiente ayuda durante la masticación a la eliminación del sarro dental.

alimentación del gato

Gato comiendo pienso

•    Alimento húmedo: normalmente viene enlatado, este tipo de alimento suele encantar a nuestro gato pero no debe alimentarse a base de latas (prestar especial atención a la composición o adquirirlas de marcas de confianza), debe combinarse con alimento seco.
•    Alimento casero: es perfecto para alternar con el alimento seco. Podemos preparar a nuestro gato carne (asada o cocida y sin huesos) o pescado (cocido y sin espinas) aderezado con algún vegetal, pasta o arroz. De forma esporádica, podemos darle alguna lata de sardina en conserva o incluso embutido cocido, como jamón york o pavo.
•    Alimento humano: no es aconsejable, es la peor opción porque no sólo no satisfará sus necesidades, si no que le aportará demasiadas calorías que podrían pasarle factura en el futuro.

 

A la hora de dar de comer a nuestro gato, podemos elegir entre dos opciones:

1. Marcar un horario de comida y ceñirse a él. Los cachorros necesitan alimentarse tres veces al día, al menos hasta que cumplen los seis meses. A partir de los seis meses tendrá suficiente con ingerir alimento dos veces durante el día. La cantidad exacta que debemos dar en cada ración viene detallada en la etiqueta del alimento para gatos, además, el veterinario también nos puede indicar esta cantidad diaria.

2. Dejar la comida del gato siempre a disposición del felino. Echar unos 100 gr. de alimento seco diarios aproximadamente, esto puede variar según la edad y salud del animal y las especificaciones del fabricante.

Las dos opciones son buenas, la segunda no es conveniente si el gato es glotón o si convive con otros animales o gatos (para evitar que uno coma más de lo que necesita).

Gato después de comer

La alimentación del gato

 

No nos olvidemos que tienen que tener agua fresca y limpia siempre.

 

Ya sabes que nos encanta saber tu opinión y experiencia, cuéntanosla más abajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *