tener un perro

Los beneficios de crecer junto a una mascota

Según un estudio realizado por Pedigree y el Centro Waltham (autoridad mundial y líder en el cuidado y nutrición de perros y gatos), que los niños crezcan junto a una mascota, trae 3 importantes beneficios para el desarrollo emocional y social de los más pequeños de la casa.

 

1. PROMOVER LA ACTIVIDAD FÍSICA

Las mascotas, y los perros en particular, pueden ayudar a promover la actividad física simplemente por su necesidad de hacer ejercicio o sus deseos de jugar.

 

2. DESARROLLAR LA EMPATÍA

La capacidad que tiene un animal de acompañar sin juzgar con quien está, ha sido una de las explicaciones para el efecto tranquilizador que otorga la presencia de un animal, en los primeros años de vida.

Que los niños tengas cercanía con los animales, desde sus primeros años, también influye en el desarrollo de la empatía y en muchos casos, los pequeños adoptan un comportamiento más tranquilo.

 

3. REDUCIR EL ESTRÉS

Un perro o un gato, puede ayudar a combatir el estrés al que se exponen los niños en la actualidad, además pueden guiar un estilo de vida saludable, aportar en el desarrollo del lenguaje y en la reducción de alergias.

Los estudios demuestran que los animales pueden actuar como ‘amortiguadores de estrés’, pueden relajar la angustia relacionada con la ansiedad provocada por distintas experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *