los gatos se frotan en las piernas

¿Por qué los gatos se frotan contra las piernas?

La mayoría de los propietarios conocen bien el ritual de saludo de sus gatos, se restriegan contra los tobillos de su dueño, primero con la cabeza, luego con el costado y, por último, con la cola que envuelve la pierna de la persona como en un abrazo.

Seguidamente, el gato suele mirar hacia arriba a su dueño y se vuelve a restregar ronroneando, incluso haciendo pequeños saltitos con las patas delanteras. Este es un momento que a los dueños nos encanta y agrada al ser recibido de tal manera, aprovechando para acariciar a nuestro minino.

Pero, este gesto de nuestro gato que parece de afecto ¿lo es realmente? o ¿hay otra explicación detrás de este comportamiento?

Mientras las personas vemos en este comportamiento un gesto de afecto del animal, realmente se trata de un mero marcaje olfativo del gato. El gato se frota contra nuestras piernas para intercambiar olores y crear un olor común y familiar entre todos los individuos que comparten el mismo territorio. Al frotarse el gato deposita la secreción de las glándulas sebáceas que tiene en la zona temporal (entre ojo y oreja), alrededor de la boca y en la base de la cola. Estas glándulas producen unas sustancias llamadas feromonas de familiarización que convierten los objetos marcados en objetos familiares.

¿Porqué los gatos se frotan contra las piernas de los dueños?

¿Porqué los gatos se frotan contra las piernas de los dueños?

Por eso, el gato se frota también contra los animales que viven con él y contra los objetos de su entorno de la misma manera. Cuando la marca olfativa desvanece, el gato vuelve a frotarse. Estas feromonas de familiarización reducen otros tipos de marcaje, como por ejemplo con la orina.

Aunque frotarse no es una demostración de afecto en el sentido humano del término, sí es un comportamiento que el gato realiza sólo hacia los individuos que forman parte de su mundo y entorno y esto le aportan una sensación de seguridad.

Conoce más sobre el comportamiento de los gatos aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *